Ruta de los puentes

El paseo comienza desde la plaza seguimos la carretera dirección Logroño, en el segundo camino a la derecha comenzamos a descender, es un camino asfaltado que nos conduce directamente a la Ermita de Ntra. Sra. del Rosario. Desde aquí podemos contemplar el paisaje que rodea Viguera
Seguimos descendiendo este mismo camino que nos conduce directamente al puente medieval, sin duda el mejor conservado y más vistoso de los tres.
Desde este punto iríamos por la margen derecha del Iregua seguimos este sendero que nos deja imágenes de un paraje bucólico junto al Iregua.
Este sendero tras un largo paseo nos lleva hasta el “Puente de la Central”. Una vez llegados a este punto iríamos por un camino que nos conduce hasta el puente que salva el arroyo de Río Madre. Desde aquí comenzaremos a ascender hasta entrar a Viguera.

Tiempo: 3 h.

Recorrido: 9,5 km

Dificultad: Baja

PUENTE DE LA CENTRAL

Puente denominado popularmente como “puente de la central”. Se encuentra situado a 2 kilómetros aguas abajo del puente anterior, era un paso obligado hacia el que iba desde Logroño al Camero Nuevo. Consta de dos arcos. Su construcción data de varios siglos. El arco pequeño es de medio punto rebajado, realizado en sillarejo que comienza desde la roca natural. Con este se salva el curso del arroyo.

El arco mayor se encuentra junto a la peña y su única función es el sostenimiento del camino. Podemos destacar que los pretiles han sido posiblemente reconstruidos pero mezclando mampostería con cemento.

En agosto de 1568 se produjo una importante riada por lo que debió quedar muy dañado este puente. Se debió ocasionar un importante impacto sobre el comercio que se realizaba a través de La Rioja desde el País Vasco y Navarra hacia Toledo y Andalucía. A finales del siglo XVI se realizaron obras en este puente aunque no se conocen su magnitud.

Finalmente el 8 de junio de 1985 fue declarado por la Consejería de Cultura, Educación y Deportes del Gobierno de La Rioja como Monumento Histórico – Artístico.

PUENTE MEDIEVAL

Puente situado junto a la carretera N-111, denominado como «Puente romano» fue construido en el siglo XVI, habiéndose realizado algunas actuaciones en el siglo XX. Mide 75 metros de longitud y 10,20 m de altura. El propósito de este puente era facilitar el paso sobre el Iregua en el antiguo camino que unía Logroño con Soria. Sobre este puente aún se puede apreciar restos de la vía romana que se puede transitar a pie o en bicicleta.

Construido en piedra calcárea y conglomerados en sillería y sillarejo, mampostería y cemento. Consta de arcos 2 de medio punto rebajados y 1 apuntado.

El propósito de este puente era facilitar el paso sobre el Iregua en el antiguo camino que unía Logroño con Soria.

Ya a principios del siglo XX al construirse un nuevo puente, unos 200 metros aguas arriba, dejó este paso para uso ocasional.

Finalmente el 8 de junio de 1985 fue declarado por la Consejería de Cultura, Educación y Deportes del Gobierno de La Rioja como Monumento Histórico – Artístico.

PUENTE SOBRE EL ARROYO DE MADRE

Este puente se encuentra localizado en el antiguo camino que unía el Camero Nuevo con Logroño al pasar sobre el arroyo Madre. Consta de dos arcos. Su construcción data de varios siglos.

El arco pequeño es de medio punto rebajado, realizado en sillarejo que comienza desde la roca natural. Con este se salva el curso del arroyo.
El arco mayor se encuentra junto a la peña y su única función es el sostenimiento del camino. Podemos destacar que los pretiles han sido posiblemente reconstruidos pero mezclando mampostería con cemento, realizado de cualquier manera.